logo

¿Sabes qué hacer en caso de sismo? Aquí las recomendaciones
Estas son las recomendaciones para estar prevenido y para actuar en caso de sismos. Le tenemos el antes, durante y después

20-Sep-2017

Descubre las ventajas y desventajas del uso de las redes sociales
Si bien se ha demostrado mediante diversos estudios que las mascotas son muy beneficas para la vida y salud de un niño

03-May-2017

Ver mas


Este no sólo es un tema que hemos escuchado sino también hemos experimentado. Realmente ¿qué significa cuando pendimos tiempo a nuestra pareja? o ¿qué le significa al otro, cuando nos pide ese tiempo? es natural que para cada persona tenga un sentido distinto escuchar esa frase o decirla, y es evidente puesto que cada quien aprende sobre el amor y las relaciones algo diferente. Lo que se escucha con más frecuencia es que independientemente de quién sea la persona que pide el tiempo, suele haber dificultad para plantear el por qué se está pidiendo, esto puede variar de acuerdo a la situación de cada persona, no es verdad que siempre sea porque existe otra persona en su vida que le está “moviendo el tapete” en realidad puede ser que necesita ese tiempo para oxigenar la relación, aunque esto no siempre sucede. Si esa fuera la intención, el primer error en el que se cae es seguir teniendo comunicación con él o ella, de tal manera que en lugar de favorecer a ese respiro, lo que generan ambos es hacer más complicadas sus interacciones. 


Lo más adecuado es que ambos, (independientemente de quién de los dos esté pidiendo ese tiempo) sean respetuosos con la petición, ya que definitivamente es una manera en la que podrían darse cuenta si de verdad quieren continuar juntos o si es mejor separarse. Socialmente está inmersa la creencia de que cuando se pide tiempo es la “mejor” manera de terminar una relación, y no siempre es esa la razón; recordemos que al estar en una relación, sin darnos cuenta poco a poco vamos perdiendo individualidad y poner un poco de distancia puede posibilitar un regreso con más convicción y podría refrescarse la relación, permitiendo que esta decisión de darse tiempo resulte a favor no de ninguno de los dos sino más bien, de la relación.

Se recomienda tener en consideración lo siguiente:

-No te agobies pensando en que algo hiciste mal y que por eso te piden tiempo.

-Aprende a escuchar la solicitud de tu pareja y dale la oportunidad de explicarte, no interrumpas cuando el otro hable.

-Ten presente que darse tiempo es algo que puede beneficiar a la relación, después de todo si él otro necesita de ese tiempo tal vez signifique que ya no se encuentra satisfecho con lo que sucede entre ambos, recibe esto como signo de sinceridad.

-Acepta la petición del tiempo ya que estás en la misma posibilidad de ser tú quien lo estuviera pidiendo.

-No te comuniques ni permitas que se comunique contigo, ya que de nada servirá que se estén dado ese tiempo.

-No bases tus emociones ni pensamientos en supuestos o imaginación, mejor sé claro y pregunta lo que quieres saber del otro.

-Recibe ese tiempo como oportunidad para recuperar individualidad y vuelve a hacer las cosas que dejaste por pasar el tiempo con tu pareja.

-Es importante establecer periodos para volver a encontrarse y que sea de común acuerdo, esto hablará de la madurez individual y de la pareja.

-No escuches los comentarios y opiniones de las demás personas, ya que cada quien va a proyectarse con sus propias historias y la tuya no es la de ellos.

Si te das esa oportunidad, la relación va a descansar de alguna manera y podrán fijar nuevos objetivos individuales y/o de pareja. Aprender a desprendernos de los demás es todo un reto, pero recuerda que nadie somos propiedad de nadie. Con el tiempo comprenderás la utilidad de esta circunstancia sobre todo si se dejan de lado los dramas y la inmadurez.



Psic. Myriam Maritza Montes Méndez